Hesteyri

Visitar Hesteyri con su naturaleza virgen y única es como realizar un viaje al siglo pasado. Podrás pasear durante horas en las inmensas playas de arena o realizar excursiones y caminatas que parten desde Hesteyri en forma estelar. A menudo nos visita un zorro ártico con sus cachorros que se dejan mimar por los huéspedes. En Hesteyri disfrutan los aficionados de la fotografía ya que encontrarán paisajes espectaculares pero también las personas que como tú aman la naturaleza pura y  el comfort de un alojamiento cómodo y caliente. La ruina de la antigua estación de pesca de ballena está a tan solo 30 minutos (a pie) y te invita a explorarla.

Hesteyri está tan solo accesible durante 10 semanas en verano – entre mediados de junio y finales de agosto – viniendo en barco desde Isafjördur o Bolungarvik.

El pueblo es un antiguo pueblo de pescadores que tuvo su apogeo hace más o menos 100 años. Se encuentra en la punta extrema del noreste de Islandia y en 1952 fue abandonado por sus últimos habitantes. El paisaje se caracteriza por sus acantilados vertiginosos, sus valles solitarios cubiertos de musgo y sus altiplanos pedregosos. Grandes colonias de aves marinas incuben aquí, zorros árticos cazan sin ser estorbados.